Preguntas frecuentes

Cuando duerme, su cuerpo tiene la oportunidad de recuperarse. La cantidad de horas de sueño que necesitamos varía de una persona a otra, pero la mayoría de los adultos necesitan un promedio de siete horas de sueño por noche. Una buena noche de sueño significa suficiente sueño ininterrumpido y una sensación de descanso por la mañana.

Una mala noche de sueño afecta cómo nos sentimos. Somos menos capaces de concentrarnos y la capacidad de absorber y recordar información disminuye. Si no ha descansado bien, es menos capaz de hacerlo y una mala noche de sueño también reduce la resistencia.

La mayoría de las personas experimentan como una molestia orinar dos o más veces por noche. Si tiene que ir al baño varias veces cada noche, su sueño se verá afectado y no estará bien descansado durante el día. Y una mala noche de sueño puede tener consecuencias para su funcionamiento y salud. Para tener una idea de sus hábitos de orinar y beber, puede llevar una cartilla miccional. Puede descargar una cartilla miccional aquí.

Si siente que tiene que orinar con demasiada frecuencia por la noche y la micción nocturna afecta su sueño, siempre es aconsejable que lo hable con su médico.

Es posible que esté cansado porque no puede recuperarse lo suficientemente bien mientras duerme. Esto puede tener varias causas, como estrés o un equilibrio hormonal interrumpido. También puede ser que duerma muy poco porque se despierta (con demasiada frecuencia) por la noche para orinar. Si sospecha que esto último se aplica a usted, es útil llevar una cartilla miccional.

La cartilla miccional ofrece una buena idea de cuánto bebe y orina durante un período de 24 horas, y de la proporción de producción de orina durante el día y la noche. Es una herramienta útil que su médico puede utilizar para conocer mejor su situación. Su médico puede pedirle que lleve un diario nocturno. Si desea obtener información sobre su patrón de micción y bebida con anticipación, puede descargar una cartilla miccional aquí.

El alcohol, el café y el té tienen un efecto inhibidor sobre la hormona antidiurética (vasopresina). Esta hormona controla la cantidad de humedad en la orina. Si bebe mucho alcohol, pasa demasiado líquido a la orina, lo que hace que orine con más frecuencia.

Puede comenzar a beber menos alcohol y cafeína (en té y café). También es recomendable no comer ni beber nada justo antes de irse a dormir. Es importante que mantenga su ingesta normal de líquidos durante el día.

Si está (demasiado) cansado durante el día y tiene la idea de que esto lo hace funcionar peor, es bueno que lo hable con su médico. Incluso si simplemente le resulta molesto despertarse (demasiado) a menudo para orinar, es aconsejable consultar con su médico para ver qué está causando esto y si existe una solución.

Es importante tomarse la nocturia (micción nocturna) en serio, porque una mala noche de sueño afecta cómo nos sentimos. Es menos capaz de concentrarse y su capacidad para absorber y recordar información disminuye. Si no ha descansado bien, es menos capaz de hacerlo y una mala noche de sueño también reduce la resistencia.

Es importante que su médico tenga una buena idea de sus patrones de micción y bebida. De antemano puede mantener un diario nocturno, también llamado cartilla miccional. En este, escribe cuánto y con qué frecuencia bebe y orina durante al menos un día (24 horas). Puede descargar la cartilla miccional aquí.

Nocturia es otra palabra para describir el despertarse con demasiada frecuencia por la noche para orinar. La afección ocurre con regularidad y es igualmente común en hombres y mujeres. La nocturia es más común a medida que envejecemos. Más de la mitad de los mayores de 50 años tienen que levantarse al menos una vez por noche para orinar1, pero la nicturia también es común en los menores de 50 años.

Hay varias causas de nocturia o de orinar por la noche y, por lo tanto, son posibles varios tratamientos. Su médico puede ayudarlo a determinar las razones y hacer un diagnóstico. A veces es necesaria una mayor investigación. En otros casos, su médico puede recetarle un tratamiento y evaluar su efectividad.

Haga clic aquí para obtener más información sobre la micción nocturna y las posibles causas.

Un adulto necesita una media de 1,5 a 2 litros de líquido al día en forma de bebida. Aunque la cantidad exacta de líquido que necesitas también depende de tu edad, actividad física, temperatura exterior, tu alimentación y tu estado de salud. El líquido es necesario para absorber y transportar nutrientes en su cuerpo. Orina productos de desecho y exceso de líquido nuevamente.

Hay varias razones por las que puede despertarse para orinar. En este sitio encontrará una serie de posibles causas. Si a menudo tiene que orinar por la noche y está constantemente cansado durante el día debido a una mala noche de sueño, es hora de ver al médico. Quizás el problema tenga una explicación sencilla y una solución sencilla.

Una de las causas más comunes de micción nocturna es la poliuria nocturna: sobreproducción nocturna de orina. Nuestro cuerpo produce más vasopresina, la hormona que concentra la orina, por la noche que durante el día. De esta manera, normalmente, no nos despertamos para orinar. Si no produce suficiente vasopresina por la noche, su orina contendrá más agua de lo habitual, por lo que la vejiga se llenará rápidamente. Como resultado, se despierta y tiene que levantarse para orinar.

Puede comenzar a beber menos alcohol y cafeína (en té y café). También es recomendable no comer ni beber nada justo antes de irse a dormir. Es importante que mantenga su ingesta normal de líquidos durante el día.

¿Dónde puedo conseguir ayuda?

Si se despierta en reiteradas ocasiones a orinar durante la noche, puede obtener ayuda de su médico.

Encontrá un médico